miércoles, 10 de agosto de 2011

Treintañero


Pues llegué a los 30. Y el cumple fue mítico: un bar hasta los topes, buena música, los HolyDays renaciendo de unas cenizas que nunca provocaron, un día entero de vagueo y cine con mi preciosa mujer... ¿Qué más se puede pedir?

2 comentarios:

  1. felicidades
    recomendación de comic de dibulgación:
    "an epic search for truth"

    ResponderEliminar

¡Habla o calla para siempre!